Diana Hernández + leon11

Escuela de Hostelería The Big Kitchen . La Ribera del Marco


Diana Hernández . leon11

La idea de implantar aquí una gran cocina me rondó por la cabeza un día sentada en la plaza de Yamaa el Fna de Marrakech. Era mi primera visita a la ciudad y me pasé horas siguiendo con los ojos el ajetreo de los miles de visitantes y la transformación del lugar. Al caer el sol, colinas de humo arrastraban un denso olor a carne, parrilla y especias.




































La última cocina: The Big Kitchen
Lo primero fue pensar en cómo sería esta nueva “gran cocina”, así que me dispuse a buscar todo tipo de referencias e intenté hacer averiguaciones sobre la evolución de la cocina en cuestiones de espacio.
Los hallazgos fueron sustanciosos y suculentos, llenos de ideas geniales.
Las más interesantes se me fueron grabando y sirvieron como guía para ir imaginando una cocina que empezaba ya de forma muy clara a dibujarse mitad en un espacio interior mitad en uno exterior. Una cocina que miraba a las técnicas “antiguas”, recuperando la energía directa del sol o del viento, una cocina que no estaba quieta sino que “viajaba” buscando la luz y la huerta. Una cocina estacional.
En realidad, acabó siendo una cocina que no se parecía casi en nada a una cocina.
Se fue tomando buena nota de cómo los cambios espaciales y tecnológicos iban directamente asociados al uso que se hacía de la energía al cocinar, a la gestión de las materias primas y a la eliminación y reciclaje de residuos. Y se catalogaron o agruparon en una serie de “familias energéticas”.
Al mismo tiempo se establecieron toda una serie de nuevas tipologías de cocina (nuevas o recuperadas de la tradición local: la cocina nómada, la cocina comunitaria, la asociada al huerto y al mercado, la cocina alquilable en varios formatos, la cocina laboratorio…
Y se empezó a trasladar estas tipologías al lugar.
La segunda decisión fue tomar como punto de partida la arqueología existente (una nave de cerchas metálicas que salvaba un desnivel del terreno) como sede para la Escuela de Hostelería. Y se planteó un proyecto de rehabilitación en ella. Éste sería un edificio permanente, donde se localizarían equipos y máquinas concretas y laboratorios para los alumnos. Estaría en contacto directo y privilegiado con la huerta. Con fácil acceso y conexiones con la ciudad y la vía que lleva a la universidad.
El resto del espacio se organizaría de una forma completamente nueva. Una especie de puzle gigante donde esas tipologías antes mencionadas se iban colocando como piezas que encajaban en una única posición: aquí estaba la cocina estacional (a la que se le puso el nombre de Sede de la Bienal Gastronómica). Y que precisamente era estacional porque funcionaba de manera distinta según la época del año. Habitualmente la posición del edificio era una, pero mientras duraba la Bienal, esa semana o ese mes, cuando llegaba la primavera, los pequeños módulos se desplazaban y configuraban una posición diferente, casi antagónica.
Nombre del proyecto: “The Big Kitchen”: Escuela de Hostelería + Sede para la Bienal Gastronómica
Emplazamiento: La Ribera del Marco, Cáceres
Autores: Diana Hernández García
Colaboradores: equipo de Leon11
Fecha: Mayo 2012


3 comentarios :

25 de septiembre de 2013, 11:02 Anónimo dijo...

Cuánto me gustaría saber dibujar así. Es todo precioso.

25 de septiembre de 2013, 12:23 Anónimo dijo...

COPY : JUNYA ISHIGAMI, GROUP HOME !!!

27 de septiembre de 2013, 21:19 Anónimo dijo...

Es una vuelta de tuerca al House of eldery people de Junya Ishigami,¿ qué duda cabe?, pero muy bien llevado. Supongo que la inestimable ayuda de una de las plataformas de arquitectura más importantes de Europa ayuda bastante...
En cualquier caso, un proyecto sobresaliente y con muy buen gusto, mis felicitaciones.
D.C

Publicar un comentario en la entrada