Gabriel Verd arquitectos

26 viviendas bioclimáticas de promoción pública . UMBRETE


Gabriel Verd arquitectos . fotos: © Jesús Granada

El proyecto se sitúa en la zona Norte de la población de Umbrete, en un área donde trama urbana construida y el vacío se encuentran. Se desarrolla la idea que resultó ganadora en el concurso nacional de Jóvenes Arquitectos en Andalucía (J5) del año 2002.





























Afrontamos el proyecto como búsqueda de un prototipo de vivienda social planteando la secuencia de llenos y vacíos a modo de entronque con los ejemplos de arquitectura doméstica tradicional en Andalucía.
En cuanto a las características morfológicas de la arquitectura popular de Umbrete la inmensa mayoría de las edificaciones son de tipología unifamiliar entre medianeras, fachadas enjabelgadas, de formas cúbicas y parcelas profundas en las cuales las zonas exteriores en el interior de la parcela tienen tanta importancia como los espacios construidos. Este tipo de arquitectura popular mantiene siempre la escala humana desarrollándose el programa doméstico en dos plantas: la baja, destinada propiamente a vivienda y la alta para solarium, almacén, granero,…
Se propone ocupar la superficie disponible con una serie de volúmenes, llenos y vacíos, que se relacionan entre sí conformando y ocupando la totalidad de la parcela. Se pretendió desde el principio buscar en el conjunto una imagen de unidad, casi bloque y no entendiéndolo como la suma de una vivienda adosada a la otra. Con un ancho de parcela de 6 metros (el más habitual para este tipo de vivienda sociale en Andalucía) se propone una vivienda donde casi todo el programa doméstico se vuelca hacia el interior de cada propiedad como sucede en la vivienda popular andaluza.
Se ha estudiado una vivienda tipo (la A) que se repite hasta llegar a los límites de la parcela donde, en las esquinas, se modifica para adaptarla a las formas del solar (tipos B, C y D).
En estas viviendas se ha buscado un alto grado de privacidad, abriendo la mayoría de los espacios hacia el interior y dotando a las fachadas de grandes huecos donde se produce la transición entre exterior e interior.
Desde la calle se accede a las viviendas a través de un espacio cubierto, a modo de zaguán, que conduce a un primer patio protegido del sol con un toldo (o vela) donde se encuentra la entrada al interior y al salón. Este último separa y delimita un segundo patio más privado e interior, el patio del limonero. Estos patios se proponen como la natural dilatación hacia el exterior íntimo de la casa a manera de la vivienda tradicional andaluza.

Esta sucesión de espacios que se yuxtaponen y solapan unos con otros se propone también para el interior de la vivienda. El salón comedor se ha configurado como la pieza principal de la vivienda, vertebradota no sólo de los espacios interiores sino también de los exteriores, girando todo entorno a él. La doble altura del comedor y la escalera ponen en comunicación y en relación todas las estancias de la casa.
En planta alta la terraza situada entre los dos patios permite disponer en la vivienda de una zona de expansión donde un solarium o posible nuevo dormitorio quedan siempre ocultos de vistas exteriores y sin alterar el aspecto de la vivienda desde la calle.
La iluminación y ventilación del salón se hace principalmente a través del patio del fondo de la vivienda, patio del limonero; adicionalmente también se abre hacia el primer patio de entrada favoreciendo la ventilación cruzada y las vistas veladas hacia la calle (tamiz que se consigue a través de una celosía de deployee que funciona de cancela de entrada).
Estas sucesiones de espacios vacíos y llenos, interiores y exteriores, que rodean y a su vez son rodeados permiten jugar con los volúmenes, las luces y las sombras que deslizan en las paredes.
El espacio abierto y cubierto en la entrada ofrece la posibilidad, entre otras, de estacionar un vehículo. El salón goza de una doble orientación, abriendo siempre uno de sus lados hacia el Sur, y de una ventilación cruzada favorecida por la disposición de los patios.
El diseño de las viviendas ha atendido en todo momento a la mayor racionalidad y economía constructiva, de manera que se garantizara la calidad y la adecuación de los costes a los topes económicos. Se ha elegido una estructura de pórticos de hormigón armado y forjado unidireccional sobre cimentación de solera de hormigón armado considerando esta solución la más económica para este tipo de viviendas.


LOCALIZACIÓN
Calle Hermanas De La Caridad, Umbrete, Sevilla, España.

PROYECTO y DIRECCIÓN DE OBRA
Gabriel Verd
Con Simone Solinas

CRONOLOGÍA
2002 diciembre: concurso
2005 diciembre: proyecto de ejecución
2006 agosto: comienzo de la obra
2008 abril: final de obra

COLABORADORES
Estructuras : Edartec Consultores
Instalaciones: Dimarq
Asesoría Técnica (EPSA): Antonio Sanromán
Arquitectos Técnicos: Eduardo Vázquez, Javier Perales, María Del Carmen Ruiz

PROMOTOR
EPSA (Empresa Pública del Suelo de Andalucía)
Consejería de Vivienda y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía

CONSTRUCTORA
Sanrocon

FOTOGRAFÍAS
Jesús Granada http://www.jesusgranada.com/

The project for the building of 26 Houses in Umbrete aims to define two key concepts at the same time: the standard house and the global image of the intervention, as well as the relation of both with the urban context. Our purpose is to exploit the available surface completely, without leaving any space unused. This with a series of full and empty volumes, establishing a close connection between each other and defining the whole project.
The standard House is repeated always the same, slightly modified only to be adapted to the irregular shape of one side of the plot, generating this way some modifications to the standard model of this social Andalusian houses. The global image is almost not affected by these differences. It allows the formalization of a project where from the outside you just note the different cells by which it is composed, and offers a vision of unity and an image that dialogues with the urban path, living harmoniously with the examples of traditional domestic architecture.
A first reading of the external elevations offers a compact image, almost bi-dimensional: measured windows on the first floor and large openings on the ground floor, veiled with an aluminium mash protecting from external glances. Inside the house, on the contrary, full volumes follow up empty ones. Internal and external at the same time, alternating each others, surrounding and surrounded, playing with lights and shadows which are sliding on the walls.

The entrance to each house is possible passing through a covered space, which can be used as well as a parking, opening towards the road on one side, and on a patio on the other. This first sequence between "full and empty" generates the threshold between public and private sectors. In front of us the living room opens to the first patio. This space separates and limits the second, more private and hidden patio -the lemon tree patio-, to which the kitchen overlooks. The stairs rise up filling a double height area vertically combining the two floors, leading to a walkway that horizontally connects the bedrooms and a sun terrace, located above the living room. The "voids" of the house, internal or external, are essential in the comprehension of the project. Along with "full", both create the space of life in the house.
The main planning effort was directed towards a passive energy operating of the buildings, since the construction costs and the sale price for each house, made impossible the installation of active technology systems. The structure simplicity, and the use of materials easily available on site and well-known by local building workers, have been the central choices; big thermal mass in the foundation, walls and roofs in vaults, allow us to isolate from heat in summer and from cold in winter. The proposed distribution, despite of the unlucky orientation of the plot,  allows us to have living rooms and main bedrooms with one side towards the south and the other to the north, as well as taking advantage of a natural cross-ventilation, both fundamental aspects in the climate of southern Spain. Letting the sun come in, taking advantage of the seasonal variation of its angle of incidence, and protecting ourselves  with vegetation and typical regional horizontal awnings during the summer, promote a huge quality of the built space.
Starting from the project data and carefully analyzing the context, introducing elements of sustainability, necessary but not sufficient in itself (materials, longevity, energy balance, passive use of environmental, natural light, natural ventilation, orientation, volumes, etc.), we achieve the most advantageous welfare housing, limiting the consumption and waste. The architecture is a great amalgam of elements that must work together (structure, technical installations, economy, passive end active systems, etc.) towards a constructive global act, without forgetting that we have to reach a formal and aesthetical richness too, a fundamental aspect in our work.
Promoting and building a sustainable architecture in this century could be a great opportunity for a new revolution in architecture.



0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada